El sistema neoliberal desecha a los pobres: Fernández

Puebla, Pue. Los pobres estorban, hay que desecharlos, indicó el rector de la Universidad Iberoamericana Puebla, Fernando Fernández Font, al inaugurar el encuentro “El futuro del trabajo y los objetivos del desarrollo sostenible” organizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El sistema neoliberal “busca desechar a los pobres”, lo que se puede ver en diferentes países de América Latina, Asia y Latinoamérica.

En ese sentido, destacó que la gran parte de la población se mantiene en esquemas de explotación laboral que sólo benefician a un coto de gente “aparentemente buena”, a quienes se les ha llamado “ladrones de cuello blanco”.

“Con toda una serie de estrategias que tienen ellos, lo que van logrando es que cada vez sea más grande la cantidad de dinero que tienen unos cuantos y más grande la pobreza que tiene la mayoría”, dijo, por lo que están hundiendo a las poblaciones.

El rector de la Ibero Puebla afirmó que la misión de la institución no es formar a buenas personas, sino “a ciudadanos comprometidos desde el punto de vista de los pobres. Hoy en día hay muchas universidades que hablan de derechos humanos, de los valores, pero uno se pregunta desde dónde: si es desde la élite o desde la postura de los pobres, desde donde se ve diferente todo”.

“No podemos pensar en soluciones parciales, individualistas, locales y olvidándonos del resto de problemas en nuestro mundo”, afirmó, tras manifestar sentirse honrado de que se eligiera a la universidad para ser sede de este esfuerzo tan importante, reconocimiento del trabajo que han ido realizando.

Aseveró que la Ibero Puebla sigue un paradigma de investigación científica y social, basado en el contexto, la experiencia, la reflexión, las acciones y la evaluación.

Por otra parte, aseveró que la Ley de Seguridad Interior presupone “dar permiso a la represión y al control en las calles como si fuera estado de sitio; lo que es directamente proporcional a la inseguridad y al miedo que está experimentando el gobierno y la incapacidad de dar una solución positiva”.

Urgió a hacer una reflexión profunda, en diálogo con los diferentes sectores, que pueden llevar a la acción; para tener la posibilidad de disminuir la violencia e inseguridad de los jóvenes al darles trabajo y una manera de relacionarse entre ellos, a través de las empresas de economía social y solidaria.

Scroll to Top